0

¿Por qué ser Payasa de Hospital?

34646777_1673297206041531_4470924448190431232_o.jpgAdoro ser Payasa, me encanta reírme de mi sana tontería, de mi inmediata idiotez, de mi inocencia, de mi torpeza, de mi fracaso, de mi.

La aventura de convertirme en Payasa de Hospital comenzó hace un año y tres meses y después de un año y tres meses… sin tener gracia ninguna, todavía, me he lanzado a ir al Hospital Virgen de la Peña de Fuerteventura a compartir risas, improvisaciones, momentos y más improvisaciones con mis compañeros de Hospitran y con el personal y los pacientes del Hospital Virgen de la Peña de Fuerteventura. Sigue leyendo

Anuncios
0

El estrés de no poder

En situaciones de estrés o dificultad, por ejemplo, situaciones de inactividad laboral prolongada, conflictos en las relaciones, insatisfacción vital; el pensamiento de creernos incapaces de conseguir lo que queremos, puede llegar a hacerse presente. La creencia de “no puedo con esto, no sé cómo llegar a hacerlo” y el sentimiento de frustración, de enfado con nosotras/os mismas/os viene asociado.

Sigue leyendo

0

Me dejó marchar

Me dejó marchar, se acabó la relación, me dejó sola y triste y profundamente agradecida por haber dado el valiente paso de reconocer que nuestra relación no iba a más, sino cada día a menos.

Me dejó marchar, cogió sus maletas y se fue, a vivir la vida, a ser feliz…pasando primero por la tristeza del duelo, pero con la tranquilidad de las cosas bien hechas.

Y yo ahora, me dejo en paz, no me machaco, no me culpo, no me siento peor persona, ni más desdichada, ni más poca cosa, estoy tranquila, triste pero tranquila viviendo mi duelo, echándolo de menos, esperando a que pase el tiempo para volver a sonreír, a disfrutar de mí misma, a ser feliz.

Sin culpas, sin reproches, aceptando la separación y el dolor que eso supone, sin dramas, sin miedo, sólo centrada en el presente y en la tristeza.

¿Alguna vez te has sentido así? ¿Alguna vez has sufrido alguna pérdida que te haya dejado vacía/o, triste y un poco desorientado/a? Sigue leyendo

1

Meditación de los Cuatro Elementos

Buceando por Internet, encontré la siguiente meditación que ahora comparto contigo. Su autor es William H. Estrada Pérez, pedagogo y terapeuta ocupacional. Espero que te inspire tanto como me ha inspirado a mí.

Recuerda tomarte un tiempo a la semana, al día a hacer posible para hacer una pequeña meditación, a veces meditar siguiendo una imaginación nos resulta más sencillo que una meditación Zen, donde hacemos silencio y sólo observamos, sea como sea, meditar no te sentará mal, al contrario, si eres paciente puedes descubrir toda la paz que hay en tu interior.

Sigue leyendo

0

Nuestro Juez Interno

Extractos de Mi Diario

Martes 11 de Julio de 2016

“Me levanto y estoy supercontenta y mi mente se pregunta ¿Esto es mi energía natural, soy YO realmente, es mi esencia o sólo es un subidón químico? La verdad es que no lo sé. No sé quién soy, no sé cuando soy REAL; porque cuando lo reduzco todo a la química de mi cerebro, me veo siendo esclava de esos cambios químicos, de mis imperfecciones cerebrales, de mi enfermedad. Peleo con esos pensamientos, no soy una enferma, soy una bipolar y ni siquiera sé lo que es ser una bipolar, porque Carrie Fisher era tan bipolar como yo y poco me parezco yo a la Princesa Leia. ¿O sí? La verdad, no lo sé. Sigue leyendo

0

La Música como apoyo terapéutico

La música tiene sonido, ritmo, armonía y melodía. Estos elementos también forman parte de ti como ser humano: el sonido es la vibración de la vida. El ritmo tiene que ver con la acción. La armonía con la carga racional y la melodía con la carga emocional.

Estamos en contacto con el sonido, desde que nos encontramos en el vientre de la madre y escuchamos los sonidos del ambiente prenatal. La vibración de nuestra respiración, de nuestro latido forman parte de los sonidos de la vida. Sigue leyendo

0

Ser Perséfone

625506_323604251115833_1961010868_n.jpgSomos como Perséfone, mitad luz, mitad oscuridad, somos bi-polares nos encanta oscilar entre un polo y otro hasta llegar al punto medio, al punto de equilibrio, al punto de vacío en el que encontramos la paz y la calma.

A continuación te presento el mito de Perséfone:

Perséfone es hija de Zeus y Deméter (hija de Cronos y Rea, hermana de Zeus, y diosa de la fertilidad y el trigo). Su tío Hades (hermano de Zeus y dios de los Infiernos), se enamoró de ella y un día la raptó. Sigue leyendo