La Envidia

“La envidia es como un rayo que irrumpe y deja al descubierto una necesidad o un deseo profundo insatisfecho. Además, ese deseo o necesidad ha sido anestesiado, en la mayoría de los casos, por la cantidad de frustración que produce. Y es ahí donde cae el rayo: sorpresivamente cesa la anestesia y uno siente amplificado todo su dolor.

Uno queda “nadificado” frente al logro del otro. ¿Pueden ustedes evocar ese instante en el que la identidad misma queda tornada por la percepción intensa de una carencia? Entonces uno sólo es eso, el que no tiene, el que no ha logrado.

La percepción de lo que uno si tiene o puede, cesa temporalmente, y esta manera de autopercibirse hace tan dolorosa la envida” Norberto Levy La sabiduría de las emociones.

De esta forma, ¿para qué sirve la Envidia? Dicen que la Envidia, si es sana, no pasa nada. Eso no es verdad, la Envidia hace que pongas el foco afuera y no pongas el foco en ti, y si no es desde ti, no vas a poder crear nada, no vas a vivir nada realmente, no vas a hacer feliz.

No envidies, párate, mírate, y decide qué hacer para ser feliz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s