Al mal tiempo buena cara

Re-conocerse y aceptarse hasta llegar al punto de poder descubrirse y reírse de uno mismo. El sentido del humor durante procesos de crecimiento y transformación personal es importante y saludable. A parte que un gran compañero en el “camino de luces y sombras”.

¿Cuál es el “camino de luces y sombras”?

dia-y-nocheEs el proceso que todas las personas buscadoras de sí mismas han emprendido alguna vez, y en ese camino hay momentos de luz, de conciencia, de darnos cuenta de algo que no podíamos ver (aunque estuviera delante de nosotros mismos) y momentos de sombras, de conciencia, de darnos cuenta de que algo que creíamos no era cierto, de que esa expectativa nos abocaba al fracaso, momentos de pérdida, de dolor y a veces de sufrimiento.

De la emocionalidad al tremendismo

Aquí es cuando entra en juego el sufrimiento, y aquí es cuando parar, respirar y poner un poquito de sentido del humor al asunto puede convertir el sufrimiento en dolor acompañado, en aprendizaje, en compasión por uno mismo y en aceptación de lo que es, como es.

A veces la emoción, como energía que nos mueve, nos lleva a caer en una actitud victimista, dramática. En ocasiones nos gusta ponernos en este sitio: queremos cariño, estamos frustrados y puede que salga con bastante rapidez la queja y el pataleo en algunas circunstancias. “No ha salido el sol, hoy es un día gris, no podré ir a dar el paseo previsto que tenía porque llueve… qué calamidad, qué horrible es el mundo, por qué me ha tenido que pasar esto a mí”dia y noche1Más allá de la exageración de este ejemplo, vernos en este sitio y ser capaces de reírnos de y con nosotros mismos puede ser el antídoto para este mal menor que sin conciencia y sin un acompañamiento propio, puede dar lugar a una actitud negativa ante la vida, a un pesimismo apesadumbrado y a un dramatismo que sólo nos aporta sufrimiento y malestar.hqdefault

El comienzo de la transformación de nuestro estado emocional nace de nuestra capacidad de contraste con la realidad y de nuestro aliado: el sentido del humor. “Está bien, es un día gris ¿qué puedo hacer para alegrarme el día? ¿qué es lo que apetece en los días grises? ¿disfrutar del sofá y de una buena película, zambullirme en una historia y disfrutar de un buen libro?” Sea lo que sea, se trata de observar ese punto de drama que a veces podemos sentir y aficionarnos a la tragicomedia.

Añadir unas pinceladas de color y de humor a la situación y no creernos que somos “el centro de universo”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s