Las emociones fantasmas

¿Qué es una emoción fantasma?

Aquella que nos acompañan siempre, como una sombra que tiñe nuestro día a día y nuestra vivencia de las experiencias que nos suceden. Son las emociones residuales, las que se han enquistado las que están de fondo, la que no nos percatamos por sí mismas.

La mirada triste, el ceño fruncido, de repente empiezan a formar parte de tu gesto habitual. “Tiene cara de triste aunque no lo está” o “Siempre tiene cara de contento”. En definitiva, la cara que oculta nuestro verdadero sentir, nuestro verdadera emoción,  a nosotros mismos.

1395825521826

¿De dónde viene una emoción fantasma?

Del “más allá”.

Del pasado más lejano o del futuro más próximo, suelen ser alimentadas por su enquiste (no haber sido vividas, liberadas). Por ejemplo, un enfado que escondía un dolor. Nos quedamos enganchados en el enfado y no atendemos al dolor, la tristeza, que está debajo de él. Nos han dañado una vez y no queremos que nos dañen más, así que ponemos todo de nuestra parte para que esto no vuelva ocurrir. Empezamos a perpetuar nuestro enfado, hacemos las señales necesarias para que no se acerquen a nosotros, porque pueden dañarnos y nos vamos convirtiendo así poco a poco en ogros. Seres enfadados y gruñones, fantasmas del enfado que van cargándote de peso y alejándote del contacto real.

También pueden ser alimentada por nuestras creencias, nuestra forma de ver el mundo y nuestro futuro.

Siempre he estado triste, me considero una mujer melancólica y estoy cómoda ahí, no espero nada de la vida, porque la vida no me ha aportado nada, y lo único que deseo es que pase la vida hasta la llegada de la dulce muerte.

Muy poético, melancólico y escalofriante. La melancolía se convierte en un fantasma y nosotros también. Nos escondemos detrás de esas creencias y actitudes vitales, quitándonos de la vida, de lo real, de lo que sucede, con una máscara que nos esconde y nos quita la oportunidad de vivir más allá de la tristeza, nos quita la posibilidad de experimentar la alegría.

También hay fantasma de colores:

No todos los fantasmas son grises, ni están relacionados con la ira, la tristeza, también hay fantasmas alegres que pueden aparecer del siguiente aprendizaje “Me gustas cuando sonríes” “La vida pasa volando aprovecha el milisengudo” “Una sonrisa abre cualquier corazón cerrado”. Y se nos va poniendo una cara de tontos, sonrientes por todos, que más de uno pensará ¿de qué se ríe?

Reír sin sentido, igual que estar triste sin sentido son cosas de esos fantasmas, esas sombras que queremos proyectar y que nos alejan tanto de nosotros mismos, y de los demás. Te propongo que prestes atención a tus emociones, ¿puedes cazar algún fantasma?

1977311_591754150922295_8833906100826060889_n

  • Ilustración: Diario de una Volátil. Agustina Guerero. guerreroagustina.blogspot.com
Anuncios

2 comentarios en “Las emociones fantasmas

  1. Pingback: Emociones fantasmas | Srdelapalisse

  2. Pingback: Las emociones: Manual de Manejo vol. 1 | Psicocreavida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s