Las emociones: Manual de Manejo vol. 1

¿Qué son las emociones? ¿Para qué nos sirven a día de hoy? ¿Las manejamos o nos manejan? Paul Ekman tenía bastante razón cuando nos describía como seres emocionales, porque las emociones manejan gran parte de nuestra vida. Ellas son las responsables de que sintamos empatía, simpatía y apatía, así como que interpretemos la realidad de manera distinta a la de los demás.

https://i2.wp.com/img.europapress.net/fotoweb/fotonoticia_20150724134156_800.jpgSí, la realidad es única, única para cada uno y una de los 7 mil trescientos cincuenta millones de habitantes que habitan hoy en este lugar llamado Mundo. ¡Imagina el papel que tiene en cada una de esas interpretaciones las emociones!

En la entrada “Las emociones fantasmas” describía el estado ilusorio de las emociones, es decir, como a veces las emociones pueden manifestarse como un espejismo y afectarnos durante días, semanas, meses. Partimos de la idea de la que emoción es movimiento, movimiento de sentimientos, sensaciones, movimiento de pensamientos, al fin y al cabo de energía.

¿Has entrado alguna vez en alguna habitación donde se “podía cortar la tensión con un cuchillo”? Hablo de sensaciones, de ambientes que nos afectan y que no nos dejan indiferentes.

Reacción en cadena: esto es lo que sucede cuando interactuamos dejando libres nuestras emociones, igual que en Inside-Out, si no cultivamos un observador interno que equilibre las emociones podemos vivir desde la Tiranía de la Alegría o desde la Depresión de la Tristeza… La idea es crear un espacio entre la realidad, las emociones y el observador, para así no reaccionar a la primera de cambio.

Obviamente, ESTO NO ES SENCILLO, pero TAMPOCO ES IMPOSIBLE. A mí me afecta el pasado, me desconcierta el futuro y la realidad a veces me parece inverosímil y en todas mis interacciones las emociones juegan el papel más importante, que pueda existir, su papel adaptativo.

«Del revés»: el ser humano visto desde su torre de controlLo bueno es aprender a discernir las emociones fantasmas , que no tienen ningún sentido, a las emociones reales, que están aquí para darnos información , para aprender de ellas y saber qué necesitamos, en cada momento, a raíz de saber qué estamos sintiendo.

A veces una retirada a tiempo es una victoria y otras veces el aislamiento no conduce a nada, ser certeros/as con la función de nuestras emociones depende de práctica, cuanto más practiquemos con nuestro observador/a interno/a, más fiable serán nuestras emociones. En ese instante, empezaremos a manejarlas en vez de dejar que ellas nos manejen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s