Aprendiendo a salir del patrón

¿Qué es un patrón de relación?

bailarina-1Es la estrategia que he aprendido de niña o niño para manejarme en las situaciones que viví con mamá o con papá, estrategias que me sirvieron para tener una relación con papá y mamá agradable, en la que yo conseguía su amor y cuidado.

Aprendemos a que ser niños callados y obedientes es lo que quiere nuestra madre de nosotros, o que ser graciosas y divertidas es lo que nos convierte “en el ojito derecho de papá”. Esos comportamientos que nos aportan esos “momentos de felicidad”, a medida que las vamos repitiendo se vuelven estrategias fijas que tienden a salir de forma automática en diferentes situaciones de nuestra vida.

¿Cuando deja un patrón de relación de funcionar?

“¡Saqué un 10 en matemáticas. Mi padre se va a alegrar mucho!” pongo mi valoración en papá, es lo que se denomina apoyo externo: buscar fuera tu valoración, tu nutrición, tu cuidado,… propio de la etapa infantil. En este caso el patrón de “ser buen estudiante” funciona “papá se alegra y me quiere, me valora, se siente orgulloso de mi”.

A medida que vamos creciendo y convirtiéndonos en adultos el apoyo externo va quedando relegado por el autoapoyobuscar dentro de ti tu valoración, nutrirte, desarrollar tu autocuidado… Es lo que nos aporta la libertad y en sentido de ser, una maduración desde el autoapoyo. En ese proceso de crecimiento y maduración los patrones de relación siguen estando presente y siguen apareciendo de forma automática ante determinadas situaciones.

“¡He hecho un gran trabajo con este proyecto!” y aunque no lo digas, estás esperando la valoración de las personas con las que trabajas, de tus superiores, de lo que has aprendido de niña o niño: “Hago una cosa bien. Recibo mi recompensa“. En este caso, quieres apoyo externo para sentirte bien contigo misma, para sentirte reconfortado y satisfecho, porque es lo que he aprendido con mi patrón, y si no lo recibes ¿qué puede pasar?

Dependiendo de tus patrones de relación puedes enfadarte, entristecerte, amargarte, enfermarte… Aquí tienes un ejemplo de cuando un patrón de relación deja de funcionar, cuando ya no se adapta a la situación, cuando lo que te aportar es sufrir. En el ejemplo anterior, cuando usas el apoyo externo en situaciones donde es el autoapoyo el que está en juego.

¿Cómo cambio mis patrones de relación?

En mi caso personal, los estoy cambiando con mucha paciencia y a base de caer en darme cuenta que otra vez estoy relacionándome desde el patrón. Cuando me descubro o me descubren desde la “pobre niña desvalida” que necesita ayuda, hago el esfuerzo de salirme de la niña y volver a mi condición de mujer adulta. Salir del apoyo externo y volver al autoapoyo.bailarina-2

Un patrón de relación, aparece de forma automática y está 90 segundos en activo, a partir del segundo 91 podemos elegir quedarnos ahí o no. A medida que desarrolles respuestas alternativas y salgas una y otra vez de tus patrones puedes ir rebajando la energía de ese patrón. Dejar de alimentar el patrón, para alimentarte tú. 

De esta forma, cuando en situaciones de mi vida se me active el patrón de “la pobre niña desvalida” pueda sentir la emoción asociada a mi patrón (tristeza, el miedo, la ansiedad) y salir de ahí. Desarrollar estrategias distintas para atender lo que el patrón me refleja, y no creerme que yo soy el patrón.

Referencias

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s