En el Vacío de mi Centro

¿Qué pasa cuando estás desconectado de ti mismo/a? Que la vida pasa por ti, sin darle tú un sentido, que te obligas a hacer cosas que no quieres hacer, qué estás en relaciones que no te ayudan a crecer, que mantienes tu zona de confort, sin darte cuenta.

¿Qué es la zona de confort?

17362412_1499978410037151_3120728326231473616_nEs aquella experiencia que te hace sentir cómodo/a, en la que te sientes bien, en la que a veces te aburres, pero que medianamente no te pone en riesgo, eso tiene su lado positivo como es el confort y el bienestar que te da, si estás conectado contigo mismo. Y su lado negativo, que es la inquietud o la desolación que puede sentir, si estás a disgusto en tu zona de confort y no te percatas de ese agobio que te dice que es necesario que hagas algo para volver a sentirte bien y estar en tu centro.

¿Qué es el centro?

Es la conexión contigo mismo, con tu esencia más pura, con el aquí y el ahora, con lo que realmente eres y no con lo que crees que eres, es esa sensación que percibes cuando puedes estar en la nada y estás en calma.

Eso es tu centro y desde tu centro puedes vivir tu vida, de manera muy distinta a la que estás acostumbrado a vivir, en tu centro hay reconocimiento, hay paz, hay amor incondicional hacia ti.

Con lo que la valoración externa no se hace tan importante como la interna, con lo que aprendes a decir sí o no, en función de tu percepción, es decir, en función de lo que te resulta coherente con tu sentir. Y a las zonas de confort desaparece, porque estás en continuo movimiento, adaptándote a la realidad y su fluir en función de tu Ser.

¿Por qué es importante estar en contacto con nosotros mismos?

Porque ahí reside lo auténtico, lo que realmente necesitamos y queremos, lo que nos acerca a la realidad, más allá de las películas que protagonizamos o creamos. Allí podemos vernos, y ver cómo actuamos, de que manera estamos percibiendo la realidad y qué aspectos de la realidad queremos vivir y manejar.

CONFORT

No soy nada sin mi centro

Miento, siempre soy algo, pues la Vida siempre es Vida, pero sin mi centro no soy yo, no puedo ser realmente yo, porque estoy repleta de patrones que he aprendido desde niña, de mis padres, escuela, relaciones, trabajos, todos esos aspectos me han ido dando información de quién soy o no soy y todo eso ha formado una identidad que a veces apoya y otras veces enturbia mi conexión conmigo misma, con mi verdadero ser, con lo que soy.

Por eso digo, que no soy nada sin mi centro y lo soy todo en él, porque en contacto con el vacío, con la nada, es cuando puede emerger la verdadera emoción, la auténtica percepción, sin juicios, sin interpretaciones, sólo siendo un hecho energético. Es decir, sólo siendo un Ser con una tonalidad emocional, con una energía transmitida, con lo que realmente sucede en ese preciso momento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s