Dándole sentido al Sin Sentido

Amelie-0230_1024x1024Sientes que tu vida gira sin sentido y no pasa nada, te das cuenta de que estás atrapada en una realidad que creaste en tu mente y que no se corresponde con lo que se da y no pasa nada, estás ausente de ti y no pasa nada, porque cuando estamos ausentes de nosotros, todo se vuelve bruma y no nos damos cuenta de lo que pasa.

¿Qué hacer cuando te das cuenta de que por mal que vayan las cosas, no pasa nada?

Primero, respira… nada va a cambiar a corto o medio plazo, cuando estamos en una zona de “sin sentido”. Si no eres capaz de ver lo maravilloso que es el mundo en su esencia, es porque no estás conectado con tu esencia.

Ya que la reciprocidad entre el universo interno y externo está ahí, sólo tienes que pararte y escucharlo, latiendo en el interior de tu corazón, manifestándose en tus funciones mentales, dejándolo SER con la presencia de tu existencia.

A veces, nos dejamos llevar por las películas que nos montamos en nuestra cabeza y no conseguimos discernir la realidad de lo que está sucediendo. ¿A qué me refiero con esto? A que lo que está sucediendo no es para siempre, es efímero, pasa y no pasa nada si decidimos vivirlo sin darle sentido.

Es posible que el sentido que queríamos darle en ese momento, no llega hasta pasado un tiempo, una vida o una eternidad, no siempre tenemos que aprender de lo que sucedido, no tenemos que encontrarle el sentido siempre a la vida, no tenemos porqué buscar más allá de lo que hay, pues nos perdemos buscando; la experiencia viva de lo que está sucediendo.

¿Qué puedo aportar al mundo hoy?

dar_recibirHazte esta pregunta y sonríe porque la respuesta sea la que sea, es única, ya que tu eres un ser único, tu energía, tu presencia, tu existencia ofrece algo único en cada manifestación de vida que realizas, que expresas, que eres.

No te enredes en vericuetos mentales, intenta estar centrado en cada momento, y si no puedes, confía en que lo haces lo mejor que puedes desde lo más profundo de tu interior… todo tiene un sentido más profundo del que imaginamos y dejarnos llevar por esa sensación de vacío nos puede motivar a vivir el presente desde la confianza y los recursos que tenemos en nuestro interior.

¿Y qué si no eres la mejor? ¿Y qué si no estás en tu mejor momento? No siempre tenemos que estar en lo que nuestra mente cree que es lo más alto, la idea es que estemos donde estemos, es importante saber estar… con uno mismo, quererse por encima de todo y vivir en paz cada momento que se de.

Tu organismo te agradecerá un poco de calma y atención, escápate al campo, pasea por la playa, escribe en tu diario, regálate dibujos de corazones, sueña con una realidad más abundante, más pacífica, más tierna, más llena de colores y haz de tu presente una circunstancia cálida y acogedora. Intenta tener en cada momento un hueco para visitar tu hogar, ese lugar dentro de ti donde sientes que todo va bien y aunque no encuentres sentido a tu momento real, aunque te de pereza SER, simplemente se y presta atención a cómo la pereza se convierte en vitalidad, la apatía se convierte en eficiencia, el dolor se transforma en amor.

Nuestra esencia sabe funcionar por si sola, nuestro verdadero Ser, conoce el camino de vuelta a casa, nuestra alegría interna viene dada desde muchos años atrás, recuperarla simplificando nuestros días, es nuestro cometido.

Regálate una sonrisa, un achuchón, un momento de felicidad contigo y deja reposar tu sin sentido. Verás que poco a poco ese momento se llena de luz y te brinda un aprendizaje valioso para tu crecimiento personal.

BCt6J3PCAAAq5jn

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s