Ser Perséfone

625506_323604251115833_1961010868_n.jpgSomos como Perséfone, mitad luz, mitad oscuridad, somos bi-polares nos encanta oscilar entre un polo y otro hasta llegar al punto medio, al punto de equilibrio, al punto de vacío en el que encontramos la paz y la calma.

A continuación te presento el mito de Perséfone:

Perséfone es hija de Zeus y Deméter (hija de Cronos y Rea, hermana de Zeus, y diosa de la fertilidad y el trigo). Su tío Hades (hermano de Zeus y dios de los Infiernos), se enamoró de ella y un día la raptó.

La joven se encontraba recogiendo flores en compañía de sus amigas las ninfas y hermanas de padre, Atenea y Artemisa, y en el momento en que va a tomar un lirio, (según otras versiones un narciso), la tierra se abre y por la grieta Hades la toma y se la lleva.

De esta manera, Perséfone se convirtió en la diosa de los Infiernos. Aparentemente, el rapto se realizó con la cómplice ayuda de Zeus, pero en la ausencia de Deméter, por lo que ésta inició unos largos y tristes viajes en busca de su adorada hija, durante los cuales la tierra se volvió estéril.

Al tiempo, Zeus se arrepintió y ordenó a Hades que devolviera a Perséfone, pero esto ya no era posible pues la muchacha había comido un grano de granada, mientras estuvo en el Infierno, no se sabe si por voluntad propia o tentada por Hades. El problema era que un bocado de cualquier producto del Tártaro implicaba quedar encadenado a él para siempre.

Para suavizar la situación, Zeus dispuso que Perséfone pasara parte del año en los confines de la Tierra, junto a Hades, y la otra parte sobre la tierra con su madre, mientras Deméter prometiera cumplir su función germinadora y volviera al Olimpo.

La leyenda cuenta que el origen de la Primavera radica precisamente en este rapto, pues cuando Perséfone es llevada a los Infiernos, las flores se entristecieron y murieron, pero cuando regresa, las flores renacen por la alegría que les causa el retorno de la joven. Como la presencia de Perséfone en la tierra se vuelve cíclica, así el nacimiento de las flores también lo hace.

Por otra parte, durante el tiempo en que Perséfone se mantiene alejada de su madre, Deméter y confinada a el Tártaro, o mundo subterráneo, como la esposa de Hades, la tierra se vuelve estéril y sobreviene la triste estación del Invierno.

De esta forma no huyas de ti cuando tu Invierno llegue, estate presente contigo, siente tu tristeza, tu vacío, siéntete yermo o yerma y disfruta de tu abundancia y tu frescura en tus Primaveras más dulces, somos seres cíclicos y es importante ser consciente de nuestros ciclos para estar más a gusto con nosotros mismos y adaptarnos a nuestro medio real. persephone_and_hades_by_janainaart-d8i0yxz.jpg

Cuanto más abraces tu polaridad, cuanto menos estés enfadada/o con tu parte de Hades más sana y rica será tu relación contigo misma/o. Reconócete cuando te secuestras, cuando te boicoteas, cuando requiere tu atención los pensamientos que derivan en tu Invierno y cuida siempre mucho de tí, para que como en la Primavera vuelvas a renacer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s