Nuestro Juez Interno

Extractos de Mi Diario

Martes 11 de Julio de 2016

“Me levanto y estoy supercontenta y mi mente se pregunta ¿Esto es mi energía natural, soy YO realmente, es mi esencia o sólo es un subidón químico? La verdad es que no lo sé. No sé quién soy, no sé cuando soy REAL; porque cuando lo reduzco todo a la química de mi cerebro, me veo siendo esclava de esos cambios químicos, de mis imperfecciones cerebrales, de mi enfermedad. Peleo con esos pensamientos, no soy una enferma, soy una bipolar y ni siquiera sé lo que es ser una bipolar, porque Carrie Fisher era tan bipolar como yo y poco me parezco yo a la Princesa Leia. ¿O sí? La verdad, no lo sé.

¡Cómo odio al Modelo Médico! Siempre lo he odiado, odio la ciencia, al método científico y a las farmacéuticas!

Me río. Me río de mí. Me río de mis pensamientos de niña pequeña que no acepta su realidad. Sí a lo que es, me dijeron una vez… Sí a lo que es… Sí… a… lo.. que.. es… Qué gran verdad, qué paz. Lo sigo repitiendo en mi corazón, con toda mi alma…Sí a lo que es.. Sí a lo que soy, sí a mí. Sí a la luz que soy y va llenando cada espacio hueco que se va encontrando. Sí a la luz que va despertándome con fonemas sordos de un lenguaje extraño…

Sí a lo que soy. Sí a mí… Sí a mis bajones y mis subidones, sí a ver la realidad con diferente intensidad, con el corazón, con la química, con lo que sea. Ahora, después de 30 años, me entero que lo que yo había conformado como mi identidad, lo que es Ainara es sólo una enfermedad grave y crónica…

No me entiendo, (a veces, bueno, muchas veces no me entiendo y me pierdo, pero es normal esa experiencia en una persona con trastorno bipolar; cambian tanto nuestros pensamientos, nuestras emociones… no nos podemos fiar de lo que vemos, sentimos, interpretamos porque todo está distorsionado, en momentos de crisis solemos o infravalorar o sobrevalorar la realidad; como todos ¿no? es que todos somos un poco bipolares, en verdad).

Retomo el hilo de mi argumento, lo que quiero decir es que ahora cuando estoy contenta mi mente se despierta feroz de actividad y me dice Ainara, tú no estás contenta, tú estás en fase maníaca  y yo me digo No, estoy contenta, siempre he bailado sola ante el espejo del baño de mi casa. Sé que parezco un poco loca porque bailo a todo dar, libre, sin prejuicios, sin reproches pero nadie me ve..yo esto lo he hecho desde mi adolescencia, para mí era normal, ¿por qué a algo que para mí es normal y me sirve para quemar exceso de energía ahora tiene que ser una alarma de una manía? ¿por qué? Si no estoy haciendo daño a nadie…

Y ahí está la clave: No estoy haciendo daño a nadie, estoy siendo yo misma, ¡que le den por culo a mi mente! Lo siento mente, pero te preocupas de más aquí no hay una manía, sólo soy yo bailando y empezando la mañana feliz conmigo y con la Vida. 

Y me quedo por unos momentos tranquila, porque mi mente no para. Mi juez interno no se toma vacaciones y cuando te has sentido rara toda tu vida y has perdido trabajos, amigos , parejas y sueños por “ser como eres”(volátil, cambiante, incoherente, loca, bipolar..) pues empiezas a sentir vergüenza de ti misma y a atarte en corto.

Tu juez interno no te deja ser tu misma, con tus errores y tus logros, con tus idas y venidas, con tus cambios de humor y de decisión… y al fin y al cabo queridos y queridas ¿qué es la Vida, sino ser uno mismo en un mar de incertidumbre? Me atreví a no saber quién soy y sólo entonces, nací,.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s