Meditación de los Cuatro Elementos

Buceando por Internet, encontré la siguiente meditación que ahora comparto contigo. Su autor es William H. Estrada Pérez, pedagogo y terapeuta ocupacional. Espero que te inspire tanto como me ha inspirado a mí.

Recuerda tomarte un tiempo a la semana, al día a hacer posible para hacer una pequeña meditación, a veces meditar siguiendo una imaginación nos resulta más sencillo que una meditación Zen, donde hacemos silencio y sólo observamos, sea como sea, meditar no te sentará mal, al contrario, si eres paciente puedes descubrir toda la paz que hay en tu interior.

Hoy te dejo este ejemplo, espero que lo disfrutes:

1. Inicia por buscar un espacio muy tranquilo, que donde te vayas a sentar sea un lugar muy cómodo.

2. Luego, apaga la energía eléctrica y enciende una vela; que el espacio sea alumbrado por la luz de la vela.

3. Si deseas, puedes realizar la meditación de los cuatro elementos con las piernas cruzadas. Puedes utilizar la posición que se denomina “loto”.

4. Finalmente, puedes colocar un poco de música de fondo que te inspire buenos y maravillosos sentimientos en el desarrollo de tu meditación.

Demos inicio a la meditación de los cuatro elementos:

Empieza por relajarte lo que más puedas, cierra tus ojos. Respira profundamente las veces que sean necesarias, tómate todo el tiempo que necesites.

Al inhalar el aire, siente que te llenas de luz y buenas energías; al exhalar, expulsa de tu cuerpo, de tu interior, todo aquello que tu consideras negativo y perjudicial para tu vida. Realiza este ejercicio lentamente, adéntrate lo que más puedas en tu mente, en tu corazón, en tu espíritu.

Cuando te sientas una persona totalmente relajada, traslada tu mente, tu espíritu y tu corazón a un prado color verde, obsérvalo radiante y exuberante de belleza. Mira toda la hermosura a tu alrededor, observa como brilla el sol, disfruta de la calidez y simpatía de un buen clima, mira árboles a lo lejos, ve como los animales caminan, corren y disfrutan del prado y la naturaleza.

Tírate sobre la hierba del campo, relájate y respira profundamente, aprecia como la tierra te nutre de energías positivas y altas vibraciones energéticas. Siente que estás muy feliz, sonríe, siente que estás totalmente relajado.

Despacio, ponte de pie y observa al horizonte, verás una fogata de flamante y exuberante fuego; dirígete hacía ella. A la medida que vas acercándote, verás que la llama se torna más grande y poderosa.

Cuando estés en frente de la llama, avanza más, y ubícate en el centro del fuego. Siente como inicia tu mente, tu corazón y tu espíritu a renovarse, empiezan a quemarse todas aquellas energías negativas, malos recuerdos, experiencias y sensaciones negativas, ves como se convierten en cenizas que caen al piso.

Observa el suelo, mira como las cenizas que caen están fertilizando tu vida, presta atención como eres abonado, que todo aquello bueno, positivo y grande que posees en tu vida se está fortificando.

Cuando te sientas una persona preparada para salir del fuego, te invito para que salgas de estas llamas; siente como el aire fresco, la brisa saludable traspasa tu cuerpo y toca suavemente tu rostro. Levanta tus manos y siente como la imponente y suave brisa choca con las palmas de tu mano, siente como eres envuelto por el aire.

Gracias al viento que ha envuelto tu cuerpo, tu mente, tu espíritu y tu corazón, tú estás feliz, te sientes libre y ligero, sabrás que todo aquello que te has propuesto desde siempre se cumplirá pronto. Dedícate el tiempo necesario para saborear las sensaciones que estás sintiendo.

Levanta tu mirada y observa a lo lejos una gran piedra, te invito para que lentamente te acerques a ella. Cuando estés allí, abrázala, tócala, bésala, siete como recibes de la tierra toda aquella firmeza, estabilidad y confianza que necesitas para continuar tu tránsito por la vida.

Abrazando la roca, siente como empiezas a ser humedecido por una fuente de agua cristalina y radiante que brota de la piedra. Observa, siente como el agua empieza a penetrar tu cuerpo, tu mentey tu espíritu, ingresan a ti chorros grandísimos de amor, aquella agua es amor puro y fiel.

Tómate el tiempo necesario para analizar y experimentar las sensaciones más poderosas que estás viviendo. Aprovecha la oportunidad para lavar en aquella fuente de agua, todo aquello que está sucio dentro de ti.

Cuando estés listo(a) para salir de la meditación, te invito para que respires lentamente, exhala e inhala, ubícate en el presente y abre lentamente tus ojos.

¿Cómo te fue con la práctica de la meditación de los cuatro elementos?, ¿qué sentiste?, ¿te gustó?, ¿lograste concentrarte?, ¿lograste el objetivo final de la meditación?, ¿te sientes relajado?, ¿estás feliz?

20180220 willyhern39164 id143565 decoracion feng shui 5 elementos 848x477x80xX - ¡Adéntrate en tu Espíritu! Meditación de los Cuatro Elementos - hermandadblanca.org
Anuncios

Un comentario en “Meditación de los Cuatro Elementos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s