¿Por qué ser Payasa de Hospital?

34646777_1673297206041531_4470924448190431232_o.jpgAdoro ser Payasa, me encanta reírme de mi sana tontería, de mi inmediata idiotez, de mi inocencia, de mi torpeza, de mi fracaso, de mi.

La aventura de convertirme en Payasa de Hospital comenzó hace un año y tres meses y después de un año y tres meses… sin tener gracia ninguna, todavía, me he lanzado a ir al Hospital Virgen de la Peña de Fuerteventura a compartir risas, improvisaciones, momentos y más improvisaciones con mis compañeros de Hospitran y con el personal y los pacientes del Hospital Virgen de la Peña de Fuerteventura.

De profesión Psicóloga, de oficio Payasa. Y así soy yo, y así es mi vida. La risa es terapéutica. El cambio energético emocional que se da en una sala de espera o en una habitación después de un Doctor con nariz roja e intrépido vestuario no deja indiferente a nadie. Y al que deja indiferente lo hace de forma sutil pues aunque no le gusten los payasos, o le resulten ridículo, el ambiente de la sala de espera cambia, y eso es un cambio también perceptible para el o la de la indiferencia.

Así que eso es lo que tenemos, una PIR (Payasa Interna Residente ) cargada de ilusión y ganas de pasárselo bien, que va con el mejor de los profes y la mejor de las compañeras (el Doc. Totorota y la Doc. Anas Tesia) a visitar a inocentes personas que están hospitalizadas o visitan el hospital sin saber lo que se les avecina.

IMG-20180607-WA0010.jpgSin saberlo yo misma, porque un día en el Hospital es imprevisible, sabemos qué vestuario llevaremos, tenemos algunas improvisaciones hechas, algunas más que otras, (yo mi primer día fui con la cara lavada y mucho fue) y como un ser orgánico que se transforma y transmuta empezamos a interaccionar con todo aquel que se cruza con nosotras y nosotros.

Desde el trabajo en chiquito con un bebé, hasta la picardía usada para trabajar con un adulto, todos son objetivo de nuestra atención y nuestra sonrisa.

Una Payasa de Hospital sólo quiere una cosa, que por un segundo seas un poquito más feliz. Y pone todo su empeño y sabia torpeza para conseguirlo.

De esta forma desde el máximo respeto y la mejor de las intenciones, nos convertimos en objeto de risa y de burla para hacerte pasar un buen ratito y que la espera sea menos desesperante, y que la estancia sea menos desagradable y la Vida, te resulte la pena vivirla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s