El Descanso del Verano

¡El verano ya está aquí! Ya ha pasado un mes de verano, se nos va el mes de julio y llega agosto. Muchas de mis amigas, están aprovechando para arreglar sus armarios a lo “marikondo” y yo aprovecho para arreglar mis pensamientos y emociones a lo “marikondo” también.

El verano, es una época genial para ponernos al día, con nuestros objetivos anuales, ya han pasado 7 meses del 2019, ¿cómo vas con tus propósitos de año nuevo? ¿tienes alguno? ¿lo sigues? Yo hago balance en mi vida y tengo un propósito de año nuevo que conservo y del que me siento orgullosa de seguir llevando a cabo, que es: hacer deporte.

Yo, antideportista desde nacimiento, practico deporte de entre 4 a 7 veces a la semana y eso para mí es un gran logro. Estoy contenta conmigo por eso.

Otros propósitos, nos lo he podido conseguir, como encontrar trabajo para verano, aunque he estado trabajando en proyectos para llevar a cabo en septiembre, con lo que aunque me sentí frustrada por no encontrar trabajo, me siento satisfecha de haber seguido trabajando por mi cuenta, para autoemplearme.

Como ves, hay propósitos que se van cumpliendo y otros no, pero siempre, siempre, siempre, es importante recordar que tras la tormenta sale el sol y que un chapuzón de vez en cuando, bajo la lluvia, no nos viene mal.

Yo he tenido un mes de julio muy turbulento, con muchas emociones negativas con sus asociados pensamientos negativos y solita he tenido que ir remontando día tras día. Centrándome en el aquí y ahora, en las cosas buenas que hago, en mis capacidades y en mi confianza para llegar a la conclusión de que para hacer hay que no hacer, es decir, que hay que descansar en la tapa estival para coger con fuerza el principio de curso, que hay que sembrar para recoger y disfrutar de la cosecha, de todo el proceso: desde la siembra, hasta el regado, la espera, y las inclemencias del tiempo, porque no todos los proyectos que emprendemos van a llegar a buen puerto, pero tenemos que seguir intentándolo hasta el final.

¡Feliz verano y tómate un tiempo para el descanso y la reflexión, usa un ambiente idílico como una playa, o una montaña, la naturaleza siempre ayuda a enraizar y a ser más justos en nuestra valoración personal y regálate tiempo para ti!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s