0

Todo para dejar huella

Desde la tranquilidad de la noche te escribo. Desde la tranquilidad de la noche observo, desde la tranquilidad de la noche sueño. Parece ser que si uno no escribe, no existe, si no publica su última actualización con lo que pensó, sintió o vivió en las últimas 24 horas, no tiene razón de ser. Nos llamamos menos por teléfono para tener charlas de una hora, porque cuando queremos saber de alguien curioseamos en su Facebook. Sigue leyendo

Anuncios